Las baterías son un elemento fundamental de los vehículos eléctricos. Su capacidad define la autonomía del vehículo, y su fiabilidad y durabilidad son determinantes.

Los coches y furgonetas eléctricas nos puedan parecer muy atractivos por todas las ventajas que aportan, ahorro de hasta 10 veces menos del gasto en combustible, libre de emisiones contaminantes, robustez y empuje del motor, confort de marcha, placer de la conducción exenta de vibraciones, acceso y aparcamiento libre en zonas restringidas al tráfico contaminante. Pero para la mayoría de los nuevos usuarios de vehículos eléctricos las baterías siguen siendo una incógnita.

En LB Mobility te ayudamos a despejarla.

Estás son algunas de las cuestiones qué más nos pueden preocupar.

1.- ¿Cuánto duran las baterías del coche eléctrico?

Todavía está por ver porque las primeras versiones de vehículos eléctricos de las principales marcas aún no han cumplido ni 10 años de antigüedad y ahí siguen. Lo que sí sabemos es que son lo suficientemente robustas y están lo suficientemente protegidas por el software y sistemas electrónicos de recarga y balanceo, como para seguir funcionando después de haber superado incluso el millón de kilómetros recorridos. Las baterías que en la actualidad equipan los vehículos eléctricos de las principales marcas pertenecen a la última generación con electrolito de iones de litio.

2.- ¿Explotan?

Afortunadamente no. Y son mucho menos inflamables que el combustible. En las pruebas oficiales de impacto y colisión los vehículos eléctricos sacan siempre mejor nota.

3.- ¿Emiten radiaciones perjudiciales para la salud?

No, no son elementos más radiactivos que cualquier otro componente del vehículo. De hecho la pantalla del navegador emite más radiaciones.

4.- ¿Por qué son tan caras?

Es verdad que las baterías de un vehículo eléctrico suponen uno de los componentes más costosos, equiparable a lo que nos costaba el motor de combustión. En torno al 25% del total del vehículo. Al aumentar el volumen de fabricación y venta, no obstante, su precio está bajando considerablemente.

5.- ¿Tengo que cargarlas de alguna manera especial para no estropearlas?

Las baterías están protegidas por un gestor inteligente que no permite que se dañen. Están preparadas para que podamos realizar recargas parciales o totales todas las veces que queramos.

6.- ¿Puedo usar un enchufe doméstico de toda la vida?

La respuesta es afirmativa. Las baterías serán capaces de extraer todo lo que el enchufe sea capaz de ofrecer, anteponiendo siempre la seguridad de las personas y de las propias baterías. Los sistemas de recarga, protección y gestión de las baterías, harán, automáticamente al enchufarlo, una comprobación, primero, del circuito de seguridad de la toma de tierra y, a continuación, de la intensidad y calidad de la corriente para seguidamente extraer el máximo que permite la línea.

En el caso de un enchufe doméstico, conocido con el nombre de “Schuko” del alemán “Schutzkontakt”, contacto de protección, el máximo supone 220 voltios por 16 amperios, es decir, 3,7 kw cada hora que esté enchufado, lo denominamos también carga lenta. Pero, lamentablemente, no todas las instalaciones de casas y edificios están bien realizadas y en muchas ocasiones, por seguridad, las baterías se negarán a cargar.

Por ello, en LB Mobility recomendamos la instalación de “enchufes” dedicados y específicos para la recarga de vehículos eléctricos, los llamamos “wallbox” cajita de pared y hay muchos tipos para cada necesidad de velocidad de recarga. La instalación de un “wallbox” apropiado implica también la revisión de los sistemas y suministro eléctrico del edificio y garantiza la recarga óptima de las baterías en todos los casos.

7.- ¿Se reciclan?

Pues sí son reciclables, pero aún mejor, son reutilizables. La baterías de litio de un coche eléctrico, aunque irán perdiendo capacidad de acumulación a partir de los miles de ciclos completos de recarga, son prácticamente eternas. Incluso, después de haber realizado un millón de kilómetros con un vehículo eléctrico, sus baterías seguirán dándonos toda la potencia que el motor del vehículo requiere, aunque pudiéramos disfrutar de menor autonomía. Por poner un ejemplo un coche con autonomía real de 300 km con cada carga, tras 500.000 km recorridos podría mantener una autonomía de más de 200km.
Si deseáramos cambiarlas, las baterías pasarían a ser reutilizadas para acumular energía renovable y finalmente se reciclarían sus materiales.

8.- ¿Qué debo hacer para cuidar y prolongar la vida útil de las baterías?

Lo más importante es que nunca se queden sin carga-voltaje durante un período prolongado de tiempo. Descargarlas y dejarlas descargadas es lo que más sacrifica y merma la capacidad de almacenaje y vida de las baterías de los vehículos eléctricos.

Por ello la recomendación es que, siempre que sea posible, mantengamos el vehículo enchufado para recargarlo al máximo recomendado por el fabricante y que el vehículo hará de forma automática.

En LB Mobility te asesoramos y acompañamos en la selección del sistema de recarga más apropiado para cada caso y necesidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies