renault zoe 40

Con el nuevo Renault ZOE 40,  uno de los coches electricos 2017, con 41kw de acumulación de energía, ya es posible plantearse viajes interurbanos, sin temor a quedarnos sin “batería”.

 

Con sus 280 kilómetros de autonomía real, en modo “eco”, autolimitado a 95-100 km hora, o  230 km sin limitación ninguna de potencia y de velocidad, el Renault ZOE 40 supone una herramienta muy conveniente a la hora de realizar desplazamientos de largo recorrido por carretera.

 

Hemos querido realizar la prueba con una de las primeras unidades de este modelo recién llegadas a Leioa berri, el servicio de alquiler coche electrico pionero en España, para inaugurar la ruta cero emisiones por carretera entre Madrid, Santander y Leioa-Bilbao.

 

Muy pronto esperamos poder ver “florecer” los puntos de recarga rápida en las carreteras de Euskadi, y del resto de la península ibérica, que nos permitan aprovechar el sistema de recarga acelerada que equipa el Renault ZOE, para ganar autonomía en pocos minutos.

 

En algunos de los territorios de nuestros socios europeos, ya se considera la recarga rápida de vehículos 100% eléctricos un servicio público esencial, para contribuir a la necesaria rebaja de emisiones contaminantes. Así, por ley,  cada 50 km en carretera y cada 5 km en ciudad, hay al menos un punto de recarga rápida multitoma.

 

Euskadi tiene la oportunidad de sumarse a esta tendencia, de los países más avanzados, mostrando al estado español que es necesario, oportuno y posible facilitar, de esta manera, la movilidad sostenible por carretera.

 

Por sorprendente que parezca, en Rusia, han decidido ir más allá estableciendo, por decreto ley, el requisito y exigencia a las estaciones de servicio suministradoras de combustible, de la puesta a disposición de puntos de recarga pública, para compensar las emisiones producidas por su actividad.

 

Por estas latitudes andamos aún un poco lejos de dar estos pasos esenciales para avanzar en la utilización de vehículos limpios y eficientes.

 

La número 1 de las carreteras radiales que recorren la península ibérica muestra esta realidad. Desde Madrid hasta Lerma los primeros 213 kilómetros de la A1 son un desierto para el vehículo eléctrico. A mes de Febrero de 2017 no hay ni un sólo punto de recarga de acceso público a lo largo de la ruta.

 

Al salir de Madrid en dirección a Bilbao, el último punto de recarga rápido disponible antes de emprender la travesía sin posibilidad de reabastecimiento eléctrico lo encontramos en el legendario circuito del Jarama, ahora renovado y volcado en el fomento y apoyo a la innovación del transporte libre de emisiones.

 

Utilizamos una de las 25 tomas de 22kw que el circuito pone a disposición de visitantes y viajeros, usuarios de vehículos 100% eléctricos, para comenzar el ascenso de Somosierra con las baterías al 100%. Igual que sucede con los vehículos de motor de explosión, el consumo en los vehículos eléctricos se dispara cuando ascendemos y cuando aumentamos la fricción con el viento por encima de los 90 km/h de velocidad. Pero sólo con los eléctricos tenemos la posibilidad y la satisfacción de compensar ese aumento de consumo regenerando energía en las cuestas a bajo y en las retenciones. Es mágico y fascinante.  Al conducir coches eléctricos tomamos una nueva consciencia del significado y la importancia de la energía.

 

El Renault ZOE 40 nos permite llegar al ecuador del viaje hacia el Mar Cantábrico, sin ningún tipo de estrés ni ansiedad por la autonomía. De hecho podríamos continuar otros 120 km más. Pero, más allá, no hay donde recargar. Por eso decidimos utilizar uno de los cargadores de 22kw que hace ya más  tres años Paradores decidió poner a disposición de los viajeros, de manera libre y gratuita en sus establecimientos, como fomento al turismo sostenible por carretera. Paradores suma ahora también nuevas tomas exclusivas para los Tesla Motors.

 

El ZOE es capaz de cargar hasta la velocidad de 400 km de autonomía a la hora. Casi 7km por minuto. Aunque los 22kw del espectacular, solemne y en nuestro caso inevitable Parador de Lerma, nos permiten cargar a la mitad de velocidad. Aun así, por la hospitalidad y buenos cuidados que recibimos en el Parador y en la noble Villa de Lerma, se nos hace demasiada corta la parada. Sólo con este reavituallamiento energético y espiritual podemos llegar a Bilbao y a Leioa sobradamente, pero vamos a hacerlo vía Santander y a través del mítico Puerto del Escudo, para poner a prueba la capacidad regeneradora del ZOE, en sus tremendas pendientes que superan desniveles del 15%.

En su descenso, desde los 1011 metros de altitud hasta el nivel del mar, nos metemos en el bolsillo ¡casi un 30% extra de la capacidad de la batería!

 

Esto nos permite llegar a Santander con suficiente autonomía como para realizar desde allí un placentero viaje a velocidad de crucero por la A67 vía Bilbao hasta el centro de operaciones de Leioa Berri en Leioa, especialistas en asesoramiento en renting coche electrico y en la instalacion de un cargador para coche electrico en garajes comunitarios.

 Siempre dentro de los límites de velocidad establecidos, por seguridad, en cada tramo.

 

Un viaje de 465km en el que hemos ahorrado más de 80 kg de CO2 a la atmósfera y unos cuantos euros al bolsillo. Al precio de tarifa doméstica este viaje nos cuesta entre 3 y 4 euros dependiendo de la tarifa que usemos, más de 10 veces menos que si hubiera sido a base de quemar combustible de origen fósil.

 

Pero debido a la necesidad de cumplir con los compromisos que hemos adquirido con la comunidad internacional para rebajar las emisiones de CO2 y de otros gases y partículas contaminantes, que también deterioran la calidad del aire, nos sale mucho más barato y rentable suministrar energía gratuita para la recarga de vehículos eléctricos no contaminantes, hasta llegar a la sustitución al menos del 20% del parque automovilístico por este tipo de coches.

 

Gracias al decidido impulso del Real Automóvil Club de España y de Paradores por la movilidad sostenible, con la puesta a disposición de puntos de recarga de acceso libre y gratuito, si lo deseamos, con un vehículo eléctrico como el Renault ZOE40, podemos hacer este viaje Madrid-Santander-Bilbao-Leioa, por cero euros y cero emisiones, con una recarga parcial a mitad de camino.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies